Padres de familia se defiende a tiros contra La Familia Michoacana: El Gobierno no hace nada

Padres de familia se defienden a tiros contra La Familia Michoacana: El Gobierno no hace nada


Por Staff Lo de Hoy el 11/06/2021 - 08:45

Ya se cumplieron 4 días que, en medio de tiros, en el Ejido de los Guajes de Ayala, dentro de la sierra de Guerrero.

Los hombres de la comunidad rodean el pueblito de El Pescado para defenderse con sus armas del crimen organizado.

La madera es el principal negocio de la Familia Michoacana que reprime a los habitantes de la comunidad.

Mujeres y niños están refugiados en la iglesia y en una clínica del lugar y envían videos pidiendo ayuda con el ruido de las balas de fondo. Este jueves, la cosa está más calmada, pero ha sido difícil para ellas hasta comer. “Tenemos unos 50 niños en la comunidad, ahora en la clínica quedan alrededor de 30”, dice Marisela Mujica Sánchez, la esposa del comisario, que se juega la vida entrando y saliendo de la clínica a la casa para hacer comida. “Los niños lloran, tienen hambre, ellos no saben qué está pasando”, dice por teléfono desde su encierro.

Los valientes hombre que enfrentan al crimen organizado, no han comido absolutamente nada desde inicios de esta semana, y pese a que el fuego a cedido, ellos no bajarán la guardia.

Uno de los habitantes del ejido, de unas 15.000 hectáreas, ha relatado que “el martes, el Ejército y la policía del Estado trataron de ayudar por tierra, pero los caminos estaban bloqueados con árboles derribados.

El comunicado de afirma que los agentes sobrevolaron este miércoles las comunidades de El Pescado, Hacienda de Dolores, Los Ciruelos y Guajes de Ayala, en la Tierra Caliente y “no se visualizaron indicios de algún enfrentamiento”. Acudieron allá tras ver los videos que enviaban a las redes sociales mujeres “con crisis nerviosas”.

Tierra Caliente irónicamente hace honor a su nombre, la zona ubicada entre México, Guerrero y Michoacán esta que arde por los enfrentamientos y la sangre derramada.

El crimen organizado ha desplazado a numerosas poblaciones para extender su negocio y los que se resisten no pueden abandonar las armas. En febrero, otro altercado a tiros dejó, según dicen los ejidatarios, 14 muertos.

*VV